Cama cabaña Montessori

cama cabaña montessori habitacion

Esta cama con forma de cabaña se aleja un poco de la propuesta de cama baja a ras de suelo, aún así, no es una cama especialmente alta por lo que se puede adaptar a nuestras necesidades (siempre en función de la edad de los peques). No sería tan recomendable para bebés, si para niños algo más mayores, cuando ya son capaces de andar y de bajar y subir pequeños obstáculos. 

El diseño de esta casa cabaña es precioso, con colores neutros en tono pastel que transmiten esa calma y tranquilidad que andamos buscando para la habitación de nuestros hijos.

Los cantos redondeados, el toldo del tejado y, en general, todos los elementos, forman un conjunto digno de tener en cuenta.

Características de la cama cabaña

  • Material: madera y metal
  • Medidas: 102,2 x 223,2 x129,7 cm. (ancho x largo x alto)
  • Peso de la estructura: 42 kg
  • Colores disponibles: gris

Valoración

✔️   El diseño es muy original. El hecho de ser una cama cabaña le ofrece al niño ese espacio especial donde “ocultarse” y tener su rinconcito, un juego que sabemos, les encanta.

✔️   Tiene una garantía de 2 años la cual cosa da seguridad frente a cualquier problema que podamos tener en este plazo.

✔️   Aporta seguridad ya que tiene los cantos del tejado son redondeados así el niño o niña no se dañará tanto en el caso de golpearse.

✔️   La tela del tejado se puede retirar fácilmente mediante un velcro para poder limpiarla. 

✔️   Según anuncia el vendedor, su fabricación es responsable con el medio ambiente favoreciendo el uso de materias primas limpias y reciclables en su fabricación. Además, todos los componentes cumplen con la normativa europea Reach.

¿Por qué deberías comprar la cama cabaña Montessori?

Si conoces la pedagogía Montessori y la sientes cercana a tu estilo de crianza, poner en la habitación de tus hijos una la cama cabaña Montessori va a ser una decisión de la que no te vas a arrepentir.

  • Ambiente preparado para los niños. Ofrece autonomía a los niños y niñas de manera que pueden acceder a su cama libremente.
  • Aporta seguridad. Al estar a ras de suelo, el niño o niña no puede caerse y hacerse daño ya.
  • Fomenta la imaginación. Esta cama en forma de cabañita no solo va a ser un espacio perfecto para el sueño, sino que también va a formar parte activa en el juego de los más pequeños. 
  • Promueve la toma de decisiones.  Con este tipo de mobiliario los niños y niñas más pequeños podrán moverse con total libertad por su habitación. Será positivo para que los peques exploren sus necesidades y empiecen a comprender como deben actuar ante diversas señales que les dé su cuerpo. 
  • Aspecto estético. Por su aspecto y materiales, va a darle un toque estético ideal a la habitación de los pequeños.

⭐ Si quieres ver otros modelos, haz clic aquí