Algunos de los mejores cuentos infantiles

Inicio cuentos

La lectura es una de las habilidades más importantes que adquirimos a lo largo de nuestra vida. No solo nos permite comunicarnos a través del lenguaje escrito, sino también buscar información, aprender, distraernos, mejorar nuestro vocabulario, trabajar la memoria y la atención, … Siendo una actividad tan completa y beneficiosa es evidente que fomentarla desde la infancia se convierte en una prioridad.

Uno de los aspectos más importantes para que un niño o niña sea un buen lector en la edad adulta es que desarrolle placer por la lectura. Promover este gusto por leer, por escuchar historias, por profundizar en los personajes, … va a ser una parte importante en el proceso de aprendizaje de la lectoescritura y es por eso que, de bien pequeñitos, debemos transmitirles ese interés.

Leer cuentos a nuestros hijos e hijas y pasar tiempo con ellos compartiendo sus historias, regalar cuentos a los pequeños, tener una librería infantil accesible, … son aspectos que debemos tener en cuenta.

A continuación os presento una selección de cuentos infantiles que me parecen fundamentales para tenerlos en la librería de nuestros pequeños.

Cuentos infantiles

En este apartado os recomendaré algunos de los cuentos infantiles modernos que más le gustan a los más pequeños según he podido comprobar  en mi experiencia como maestra de infantil.

cuento un libro de Hervé Tullet

Un libro

Un cuento “interactivo” que sorprende y gusta  a partes iguales. Girad la página y descubrid qué le pasa al punto amarillo, protagonista de esta historia que despertará la curiosidad de los niños y niñas en cuanto comience.

Cuento infantil Un león dentro

Un león dentro

¿Qué le pasará a este pequeño ratón y al gran rey de la selva?

Una historia que nos demuestra que no todo es lo que parece y que en ocasiones, los más pequeños pueden demostrar la misma o más valentía que los más grandes.

Tengo un volcán. Controlar la rabia

Tengo un volcán

Alba tiene un volcán dentro que explota sin que ella lo pueda controlar hasta que un hada le explica un truco para poder pararlo antes de que sea demasiado tarde.

Un cuento perfecto para trabajar con los pequeños, desde la comprensión, la gestión de sentimientos negativos como la ira.

Por cuatro esquinitas de nada. Aceptar las diferencias

Por cuatro esquinitas de nada

¿Cómo podría un cuadrado pasar por el agujero de un círculo? Descúbrelo en este cuento que no dejará indiferente a nadie.

Este cuento trata sobre las diferencias, sean del tipo que sean y la aceptación de estas. Promueve que los niños y niñas hagan hipótesis y finalmente, transmite la idea de que no son las personas las que tienen que cambiar sino que hay que adaptar el entorno para que todo el mundo tenga cabida.

Para siempre. Tratar la muerte con los niños

Para siempre

Un cuento para trabajar el duelo con los más pequeños. Aborda el tema de manera natural y nos permite entender el ciclo de la vida de los seres vivos. Imprescindible.

No quiero el cabello rizado. Aprrender a aceptarse a uno mismo

¡No quiero el cabello rizado!

Su título no puede ser más claro, No quiero el cabello rizado trata sobre los complejos de una niña a la que no le gusta su pelo. Aprenderá a aceptar sus rizos?

Este cuento nos servirá para trabajar la aceptación de uno mismo y para ver que no hay una única manera de ver las cosas.

Nadarín. El trabajo en equipo

Nadarín

“Unidos somos más fuertes”, este sería el lema de Nadarín.

Descubre, a través de este cuento, como hace Nadarín para sobrevivir en el fondo del peligroso océano. Un cuento para trabajar los conceptos de la amistad y la ayuda mútua.

La ovejita que vino a cenar. Romper estereotipos

La ovejita que vino a cenar

Un lobo hambriento planea comerse a una pobre ovejita pero mientras está ultimando los preparativos, está se encariña con él. ¿Será tan fuerte el lobo como para superar ese sentimiento?

Un cuento que nos presenta a un lobo diferente al que estamos acostumbrados a ver en los cuentos tradicionales.

Frederick. Aceptar a todos como son

Frederick

Frederick es un ratón especial, ¿lo comprenderá su familia?

A través de este cuento se trabaja la sensibilidad y la importancia de esta, la aceptación del otro y los distintos roles que ejercen las diferentes personas en un grupo.

Esto no es una selva. Cuando los hijos responden a los padres

Esto no es una selva

Este cuento trata sobre los niños que desafían a los adultos.

A través de la historia de Paula descubriremos la importancia de tener límites y normas en casa  así como de hacer caso de lo que dicen los adultos.

El punto. Confianza en uno mismo

El punto

Un cuento para trabajar los bloqueos que muchas veces sienten los niños y niñas a la hora de hacer sus creaciones.

A través de este veremos como el arte puede ser muy diverso y que no hay dibujos bonitos o feos.

El pez arcoíris. La importancia de compartir

El pez arcoíris

Este cuento trata sobre la importancia de compartir. El pez arco iris es un pez muy bonito y brillante pero se porta tan mal con el resto de peces, que estos no quieren ser sus amigos. ¿De qué le sirve ser tan bonito si está solo?

El monstruo de colores. Trabajar las emociones

El monstruo de colores

El monstruo de colores se ha hecho un lío con tantas emociones.

Ayúdalo a entender qué significa cada una de ellas y comprender así los sentimientos que se desprenden de diversas situaciones.

Elmer. Aprender a aceptarse a uno mismo

Elmer

Elmer es un elefante de colores y no le gusta ser diferente, por eso un día decide pintarse de gris. ¿Qué le pasará?

Un cuento para hablar con los niños sobre las diferencias y aceptar que lo diferente no tiene por qué ser peor necesariamente.

La pequeña oruga glotona. Cuento desplegable

La pequeña oruga glotona

La pequeña oruga tiene mucha hambre así que se pasa el cuento comiendo hasta que se convierte en mariposa.

Un cuento muy bonito, con una estructura muy simple y con agujeros que permiten al niño interactuar con la imagen.

Cuervo. Aprender a quererse uno mismo

Cuervo

A este cuervo no le gusta como es. Sus plumas negras asustan a los demás por eso le gustaría ser colorido como los otros pájaros…

De nuevo, un cuento para aceptarse a uno mismo tal como es que nos muestra que las opiniones de los otros con respecto a nosotros, no siempre son las que imaginamos.

Camuñas. Cuebnto sobre un brujo llamado Camuñas

Camuñas

Camuñas es un cuento escrito en rima que te encantará a ti y a los pequeños.

Un cuento divertido que nos explica la historia del brujo Camuñas y de por qué este se acaba cortando sus uñas.

Así es mi corazón. Trabajo de les emociones

Así es mi corazón

Mi corazón es como una casita, dentro pasan muchas cosas…

Así empieza este libro, un libro muy bonito donde se exploran las emociones  que tienen cabida en un mismo corazón y las situaciones que las provocan.

A qué sabe la luna. Aprender a cooperar y ayudarnos

¿A qué sabe la luna?

El ratón quiere saber a qué sabe la luna pero es tan pequeño, que no tiene manera de llegar hasta ella. Por suerte, sus amigos lo ayudarán a conseguir su sueño.

Un libro para trabajar con los más pequeños el concepto del trabajo en equipo y la colaboración.

Adivina cuanto te quiero. Cuento con peluche

Adivina cuanto te quiero

Un clásico que trata sobre el amor que los hijos sienten por sus madres y padres y a la inversa.

El cuento perfecto para leer a tus hijos y transmitirle el amor que sientes hacia él.

Cuentos infantiles clásicos

Aquí una selección de cuentos de toda la vida que sería una pena que se perdieran del imaginario popular. Todos conocemos sus historias y, a lo largo de los años, no dejan de gustar a los más pequeños, que disfrutan de escuchar estos cuentos una y otra vez. A través de los cuentos infantiles clásicos no solo trabajamos el placer por la lectura sino que, además, los podemos usar para tratar otros conceptos y reforzar ciertos aprendizajes.

Blancanieves. Cuento con texturas

Blancanieves

La Blancanieves es un clásico a través del cual podemos hablar de la belleza y la importancia que se le da a esta. Y como la naturalidad, la sencillez y ser buena persona son cualidades mucho más valiosas.

Caperucita roja. Un clásico que siempre triunfa

Caperucita roja

De nuevo una historia para trabajar con los niños que no deben fiarse de los desconocidos y la importancia de hacer caso a los padres.

Se pueden trabajar, además, los colores (partiendo del color rojo de la caperuza de la niña) o las partes de la cara y los sentidos con las que se relacionan.

Cenicienta. Ejemplar con texturas en el interior

Cenicienta

Trabajaremos la importancia de comportarse con amabilidad y tratar bien con todas las personas, independientemente de su condición.

También podremos usarlo para tratar que a veces las apariencias engañan.

El lobo y los 7 cabritillos. Hacer caso a los padres

El lobo y los 7 cabritillos

La historia de los 7 cabritillos es ideal para transmitir a los pequeños la importáncia de hacer caso a los padres y de no confiar en los desconocidos.

También podremos aprovecharla para trabajar los números, las cualidades de la voz (agudo, grave).

El patito feo. No reírse de los demás

El patito feo

Con este cuento trabajaremos las diferencias y la importancia de aceptar al otro sea como sea.

Por otra parte, se puede trabajar el proceso de incubación de las aves y ver las diferencias entre diferentes especies.

La ratita presumida. Para trabajar la humildad

La ratita presumida

Un cuento perfecto para trabajar la vanidad y transmitir a los más pequeños la importancia de ser humildes.

Otros contenidos relacionados con el cuento pueden ser los distintos tipos de animales que se nos presentan así como sus sonidos.

Los tres cerditos. Cuento con escenarios y títeres

Los tres cerditos

Con este cuento podemos trabajar la cultura del esfuerzo y la importancia de no dejar para mañana lo que puedas hacer hoy.

Además, podemos hacer hincapié en conceptos como los números del 1 al 3, las nociones de grande,pequeño y mediano o las cualidades de diferentes materiales (paja, madera, ladrillo)

Ricitos de oro. Con texturas en las páginas

Ricitos de oro

A través de este cuento se puede trabajar con los niños y niñas la importancia de tener una actitud prudente ante las situaciones desconocidas.

Podemos introducir también conceptos como pequeño, grande y mediano así como otras cualidades de los objetos: temperatura, dureza,…

Beneficios que aportan los cuentos a los niños y niñas

Son muchos los beneficios que les aportan los cuentos a los pequeños, no solo en el aspecto pedagógico sino también para su desarrollo emocional.

Los cuentos son una herramienta que nos permite transportarnos a nuevos mundos, conocer personajes diversos, aprender de ellos y aproximarnos a diversas y variadas situaciones a las que, de otra manera, nos sería imposible acceder. Nunca ningún recurso nos va a dar todo eso en un espacio tan reducido! Son una fuente de aprendizaje ilimitada ya que podemos explicar cuentos escritos por profesionales, cuentos tradicionales,  de transmisión oral, … pero también podemos inventarnos nuestras propias historias dejando volar la imaginación. ¿Os habéis dado cuenta ya de todas las posibilidades que tienen?

Los cuentos son un recurso que suele gustar mucho a niños y niñas de todas las edades. A través de ellos podemos trabajar la lectoescritura y hacerles conscientes de la importancia de desarrollar estos procesos. Nos pueden ayudar a trabajar contenidos concretos relacionados con el cuento en particular o a transmitir determinados valores a través de los personajes de las historias.

Adamás de todo esto y, por si fuera poco, los cuentos nos ayudan a centrar nuestra atención; a centrarnos en una actividad y dedicar todos nuestros sentidos a ejecutar una acción concreta (en este caso, leer un cuento) dejando a un lado lo que nos rodea. En una sociedad como la actual en la que los niños y niñas se ven expuestos a un elevado número de estímulos, es fundamental promover actividades de este tipo en las que la acción sea más mental que física y donde se les exija cierta concentración.

En el artículo del blog «Por qué contar cuentos a los niños?»  encontrareis más información sobre este tema.

Cuentos infantiles con valores

Los cuentos infantiles con valores son los más habituales ya que, gran parte de la literatura infantil, incluye historietas con algún tipo de moraleja. Pocas veces encontraremos un cuento en el que, mediante su trama narrativa, los personajes no nos conduzcan a algún aprendizaje o crecimiento personal. Este tipo de cuentos que no tienen como objetivo transmitir valores, suelen ser los que van destinados a los pequeños en sus primeros años de vida, cuando su atención aún es muy limitada para seguir una historia y, por lo tanto, los cuentos son básicamente un conjunto de imágenes o texturas que pretenden más la estimulación de los sentidos y el gusto estético del cuento.

Si nos fijamos en los cuentos tradicionales, todos ellos tienen un fuerte componente de transmisión de conocimientos y valores a los más pequeños, con la aparición de un personaje desconocido en el que no hay que confiar (encarnado, la mayoría de las veces, por el malvado lobo). En la actualidad no ha cambiado tanto la cosa y la mayor parte de los cuentos infantiles que salen al mercado son cuentos que transmiten determinados valores con la intención de hacer llegar estos a los más pequeños.

Si bien es cierto que, la mayoría de las veces que el niño quiere leer un cuento (o que el adulto se lo lea) no lo hace con la intención de «aprender», es evidente que el poder de los cuentos infantiles para transmitir determinados conocimientos a los pequeños es innegable y nosotros, como adultos, tenemos que aprovecharlo.

A raíz de esto, elegir cuentos infantiles con valores, variados y de calidad, nos ayudará a que, poco a poco, de una forma lúdica, nuestros hijos e hijas vayan interiorizando determinadas maneras de funcionar en sociedad, vayan desarrollando su personalidad y autoestima de forma saludable, aprendan a relacionarse con las personas que les rodean, comprendan mejor sus emociones, …

Los valores son un tema muy complejo para trabajar con los menores pero que es de vital importancia que se les empiecen a transmitir desde las primeras edades. Los cuentos infantiles son una herramienta perfecta para que los pequeños comprendan estos valores en cuanto que les permitimos que vivan diferentes situaciones a través de los personajes de las historias. Así pues, utilizando su empatía, los niños y niñas son capaces de sentirse en la piel del protagonista e interiorizar mejor estos valores trabajados por ese cuento en concreto.

Algunos valores para trabajar con los niños y niñas se pueden dividir en cuatro bloques y son:

  • Responsabilidad: esfuerzo, colaboración, respeto, constancia, honradez, …
  • Justicia: solidaridad, sinceridad, respeto, implicación, hacer lo correcto, …
  • Amor: convivencia, amistad, tolerancia, compañerismo, importancia de la familia, …
  • Autoestima: confianza en uno mismo, autonomía, criterio propio, aceptación de nuestras características personales, …

En la lista que hemos expuesto al inicio, hay algunas muestras de cuentos infantiles con valores diversos que, a través de la pequeña descripción que los acompaña, podéis seleccionar según vuestras necesidades y las de vuestros peques. Aún así las opciones son muchísimas!

Además, no olvidéis que, aunque un cuento concreto pueda estar pensado para transmitir determinados valores, cada niño y cada niña tendrán una vivencia diferente con respecto a la historia que puede hacer que se identifique más o menos con el personaje y con lo que este pretende transmitir. Por lo tanto, a la hora de valorar que cuentos con valores serán los que vais a ofrecerles a vuestros hijos e hijas, tened en cuenta sus preferencias, sus características y sus gustos; de esta manera, será más fácil que conecte emocionalmente con la historia y, de esta manera, interiorice su significado.

¿Por qué contar cuentos infantiles para dormir?

Aunque los tiempos han cambiado mucho podemos ver como, a lo largo de las generaciones se ha ido transmitiendo este momento de leer un cuento a los niños y niñas antes de ir a dormir. No se sabe exactamente a qué es debido, pero posiblemente la hora de ir a la cama es ese momento en el que madre e hijo, ya sin obligaciones,  pueden disfrutar de su ratito juntos, preparados ya para descansar de la jornada, relajados y sin el estrés que nos comportan las actividades diarias. Parece evidente que es el espacio perfecto para contar cuentos a los más pequeños aprovechando ese clima que se crea previo al sueño.

Contándole un cuento a nuestros hijos e hijas, les acompañamos en la separación que supone quedarse solos en la cama para irse a dormir, haciendo que se relajen y que para ellos no sea un momento «traumático» sino algo esperado. Les ayudaremos también a conciliar el seño escuchando nuestra voz y, aunque no se queden dormidos antes de acabar el cuento, veremos como están mucho más tranquilos.

Los cuentos infantiles para dormir suponen una manera perfecta de acabar la jornada de manera que de ofrecen a madres y padres un momento de intimidad con sus pequeños y deberíamos saber aprovecharlo como tal. Nunca tendría que ser una obligación el echo de compartir ese ratito con los pequeños, por eso será importante transmitirles que habrá días en los que no podamos compartir esa actividad de manera que eso no les suponga un problema a la hora de conciliar el sueño mediante otra rutina diferente. Se trata de algo que haremos con gusto, sin prisas y con convicción, por eso es mejor que, si  algún día no disponemos del tiempo o  de la paciencia para dedicarnos a ello, no lo hagamos de malas maneras.

Algunos aspectos que tendríamos que tener en cuenta a la hora de seleccionar cuentos infantiles para dormir así como la manera de explicarlos son:

  • La longitud: al elegir cuentos infantiles para ir a dormir, deberíamos tener en cuenta la longitud de estos ya que, si nuestro hijo o hija es de los que quieren escuchar toda la historia hasta el final, no nos conviene que estos sean muy largos.
  • La temática: tampoco sería conveniente explicar cuentos infantiles de aventuras o en los que pasen cosas demasiado sorprendentes ya no podemos olvidar que  nuestro objetivo final es que el niño o niña se duerma, por lo tanto, evitaremos todo aquello que pueda despejarlo.
  • Cuentos conocidos: los cuentos que ya son conocidos por el niño o niña son los cuentos perfectos para dormir ya que sus historias ya les son conocidas y no les van a mantener la atención demasiado activa (ya que, en el fondo y, aunque tengan ganas de escucharlo de nuevo, ya saben lo que va a pasar).
  • El tono: Los cuentos infantiles para dormir son una herramienta perfecta ya que la voz de la madre es un sonido muy relajante para los pequeños, Al explicar el cuento en este momento previo al sueño, debemos evitar los cambios bruscos de volumen así como de tonalidad de la voz para transmitir tranquilidad a nuestros hijos y evitar sobresaltos.
  • La ambientación: es evidente que necesitaremos algo de luz para poder contar el cuento pero debemos intentar que esta sea lo más tenue posible.

No hay cuentos para ir a dormir mejores que otros sino que deberíamos tener en cuenta las características de nuestros pequeños (preferencias, miedos, costumbres, …) para poder elegir el cuento más adecuado. Eso siempre nos asegurará el acierto!

⭐ Para tener todos los cuentos de tu peque ordenados puedes ver las siguientes librerías para exponerlos.