Espejo infantil irrompible

Un elemento fundamental en las habitaciones Montessori es el espejo a la altura de los pequeños.

Lo más destacado a la hora de escoger un espejo para la habitación de nuestro hijo o hija  es que este sea un espejo de seguridad, es decir, un espejo difícil de romper y que en el caso de hacerlo, no esparza sus trocitos por la estancia sino que se quiebre sin dejar caer los pedazos. De esta manera nos aseguramos que si tenemos algún contratiempo, nadie salga herido. Es cierto que este tipo de espejos son algo más caros que los normales pero vale la pena invertir en ello, sobre todo para instalarlos en habitaciones infantiles.

Espejo Montessori para bebé

Los espejos Montessori que están diseñados para bebés incluyen una barra de sujeción. Esta permite al bebé, cuando aún no sabe andar, disponer de un soporte estable donde agarrarse y empezar a levantarse o a realizar pequeños desplazamientos.

A continuación te mostramos algunos modelos:

Espejo con barra 90 x 60

Este espejo es perfecto para la habitación de los bebés ya que dispone de barra de sujeción para que estos puedan agarrarse y ponerse en pie. Las medidas son muy completas y van a permitir que el pequeño  pueda verse ante el espejo de cuerpo entero. Vemos que este modelo sitúa la barra de sujeción en la parte superior del espejo.

Características:

  • Material: Fabricado utilizando maderas sostenibles y barnices ecológicos
  • Medidas: 90 x 60 x 15 cm (ancho x alto x profundidad)
  • Color: Madera natural
  • Instrucciones de mantenimiento: Limpiar con productos PH neutro

Espejo con barra 100 x 60

Otro modelo de espejo con barra para promover que los niños y niñas más pequeños empiecen a ponerse de pie. En este caso incluye una barra de sujeción regulable a tres alturas en función de nuestras necesidades y preferencias; esto hace que el espejo sea más personalizable pero, por contra, se ven los agujeros en los laterales.

Características:

  • Material: Fabricado de manera artesanal con madera de pino
  • Medidas: 100 x 60 x  (ancho x alto)
  • Color: Madera natural
  • Espejo: metacrilato irrompible de 5 mm de grosor

Mejores espejos de seguridad relación calidad/precio

espejo de seguridad sin marco

El tamaño del espejo es adecuado para la estatura del bebé. Hay que tener en cuenta que la instalación tiene que hacerse en horizontal y a la altura de nuestro hijo o hija.

Me gusta mucho que no tenga marco ya que da sensación de amplitud. Esto, sumado a que tiene las esquinas redondeadas y los bordes bien pulidos para evitar que nuestro pequeño se haga daño me parece un punto que juega a su favor. 

Por supuesto, también valoro muy positivamente el hecho que sea un espejo de seguridad, imprescindible para la habitación de los peques.

Características:

  • Material: Espejo de seguridad
  • Medidas: 30 x 120 cm
  • Diseño: Forma rectangular y cantos redondeados
  • Instalación: En suspensión

espejo de seguridad con marco

Este espejo es una opción más económica que el anterior, con lo que supone un interesante ahorro económico.

Es un espejo de seguridad con lo que nos aseguramos que nuestros hijos no corren ningún riesgo en caso de rotura.

Tiene un marco de madera de distintos colores que podremos elegir en función de la decoración de nuestra habitación. En el caso que ninguno de los colores no acabe de encajar con lo que buscamos, podemos optar por usar pintura de algún color que hayamos usado en la habitación y pintar el marco a juego.

Características:

  • Material: Espejo de seguridad
  • Medidas: 120 x 65 x 7 cm
  • Peso: 2,5 kg
  • Diseño: Forma rectangular con marco de diferentes colores
  • Instalación: En suspensión

Si buscáis una opción más barata:

lámina adhesiva de espejo

Una opción económica para nuestro espejo Montessori. 

La lámina es de bastante calidad y refleja la imagen de manera muy correcta. 

Tiene un buen adhesivo aunque su durabilidad dependerá mucho del tipo de superficie en el que lo pongamos. Sería recomendable no ponerlo directamente en la pared, ya que al ser un material poroso no ayuda a su sujeción, la alternativa sería pegarlo en una lámina de madera y luego instalar esta en la pared como haríamos con un espejo (siempre vigilando que los bordes estén bien pulidos).

Características:

  • Material: Lámina recortable irrompible
  • Medidas: 50 x 150 cm 
  • Diseño: Color plateado efecto espejo
  • Instalación: Con adhesivo

¿Por qué poner espejo en su habitación?

Desde su nacimiento, los bebés van desarrollando su autoconocimiento de muchas y diversas maneras. Primero a través del tacto (tocando, chupando) y más tarde, a través de la observación, del tanteo, va creándose una imagen de él mismo, de cómo és. A partir de los 10 meses los bebés ya comienzan a darse cuenta de que la imagen del espejo no es otra persona. Pero no es hasta los 18 meses cuando los psicólogos infantiles creen que la mayoría de los bebés son capaces de reconocerse en el espejo.

Es importante que los niños y niñas puedan verse a ellos mismos desde bebés y, para ello, es fundamental que haya en su habitación un espejo a través del cual puedan observarse en los diferentes momentos del día y realizando diversas actividades.

El espejo no solo servirá al niño o niña a conocerse a sí mismo sino que le aportará diferentes perspectivas sobre su propio cuerpo y los objetos y de la posición de estos en el espacio. A través de observarse y mirar a través del espejo se le presentarán muchos interrogantes, ¿como soy yo?, el efecto espejo, el reflejo de la luz, …  Así que es una herramienta perfecta para hacer crecer la curiosidad en vuestros hijos.